TRATAMIENTO DE ESTRUCTURAS METÁLICAS (II). #corrosión #chorreado #abrasivos

Tal y como os contábamos en el anterior artículo, para mantener los elementos y estructuras metálicas en buenas condiciones se aplican una serie de tratamientos de protección y pinturas para alargar así su vida útil y son por tanto de vital importancia las labores de mantenimiento.

Pero para aplicar cualquier tipo de protección o pintura, es necesario una adecuada preparación de la superficie. Nos centraremos en esta ocasión en dos metodologías:

  • Preparación mecánica por medios manuales, con cepillos, rasquetas y piquetas, o medios mecánicos, con cepillos rotatorios de alambres, discos abrasivos… (los residuos deberán retirarse con aire comprimido o un cepillado suave.

  • Chorreado de abrasivos, la acción erosiva de las partículas a presión eliminará todo tipo de impurezas, cascarilla, óxido, así como las capas de pintura vieja.

El acabado superficial se estipula según una serie de normas, de las que destacaremos la Norma ISO 8501-1:1988(E) Preparación de sustrato de acero antes de la aplicación de pinturas y productos afines. Evaluación visual de la limpieza de las superficies.

Las normas ISO describen 7 grados de preparación de la superficie:

> Los grados de rascado y cepillado manual se identifican con la nomenclatura St:

  • ISO-St: Limpieza manual o mecánica

  • ISO-St2: Limpieza manual o mecánica profunda

  • ISO-St3: Limpieza manual o mecánica muy profunda

> Los grados de chorreado se identifican con la nomenclatura Sa:

  • ISO-Sa: Chorreado

  • ISO-Sa1: Chorreado ligero

  • ISO-Sa2: Chorreado profundo

  • ISO-Sa2 1/2: Chorreado muy profundo

  • ISO-Sa3: Chorreado hasta que el acero esté visiblemente limpio

Os adjuntamos a continuación unas imágenes de los trabajos ejecutamos hace unos años en la CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE RIBA-ROJA. Se actuó en la tubería forzada y cámara espiral de una de las turbinas procediendo:

  • al lavado con agua a presión de las superficies metálicas

  • al chorreado posterior de las mismas con material abrasivo (granalla)

  • y a la aplicación del revestimiento final: 2 capas de imprimación y 2 de acabado con pintura epoxi.









Para terminar, una breve aproximación a los abrasivos. los principales factores a tener en cuenta para su elección son el tamaño y forma de la partícula, así como su dureza y su resistencia a la rotura. Los principales tipos de abrasivo que se pueden emplear son:

· Abrasivos metálicos: Perdigones, Granalla, … Aunque son caros son reutilizables.

· Abrasivos Sintéticos: Con propiedades similares a los metálicos, de gran dureza y con la ventaja de que no se oxidan. También son reutilizables

· Abrasivos Minerales: como la arena de sílice o las escorias, con menor coste, pero no pueden reutilizarse.

#Aplicacionescontralacorrosión #preparacionsoportes #chorreo #abrasivos #reparacionesestructurales #RevestimientosFraga

13 visualizaciones0 comentarios